Noviembre es un mes muy especial para todos aquellos profesionales del vino, incluso para los consumidores del vino. Concretamente el 30 de noviembre, el Día de San Andrés, se celebra tradicionalmente la apertura de bodegas y se prueba el vino nuevo. Por fin, después de tantos meses de trabajo, se puede disfrutar del resultado.

En Tenerife se celebra por todo lo alto en muchos municipios. En la víspera de San Andrés se corren las tablas en Icod de los Vinos y La Guancha, donde los jóvenes se deslizan por las calles con más pendiente sobre unas tablas. También en el Puerto de la Cruz y La Orotava nos encontramos con el arrastre de los cacharros. Latas vacías y viejos artefactos circulan por las calles con su peculiar ruido.

San Andrés es una fiesta tradicional que no solo tiene lugar dentro de todas y cada una de las bodegas de la comarca, aunque solo los que llevan un año trabajando sin descanso saben lo satisfactorio que es tener en el vaso un excelente resultado. Así, la gastronomía, la música y el vino se unen en una fiesta que va de esquina a esquina.

En Presas Ocampo nos sentimos muy orgullosos de haber superado los diferentes obstáculos que hemos encontrado en esta cosecha y poder ofrecer un nuevo vino que está por encima de nuestras expectativas. Si bien es cierto que no ha sido un año fácil por la baja producción, los cambios climáticos y algunas enfermedades que han amenazado la cosecha, también es verdad que cada reto nos hace más fuerte.

Queremos aprovechar esta fecha tan especial para nosotros, y para todos los bodegueros, para agradeceros vuestra confianza en nosotros. Seguiremos trabajando para tener algo bueno que celebrar cada 30 de noviembre.

¡Feliz San Andrés!

 

Share

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies